Convento del Espíritu Santo | Publicaciones

Relaciones financieras entre el Concejo de Guadalcanal y el convento del Espíritu Santo de esta localidad en los siglos XVII y XVIII

Manuel Maldonado Fernández – RG año 2013

I.- INTRODUCCIÓN

Como es conocido, numerosos guadalcanalenses emigraron a las Indias. Muchos de ellos lograron enriquecerse, destinando una buena parte de su fortuna para fundar capellanías, obras pías y conventos en su villa natal, con miras a perpetuar sus memorias y en pro de la salvación de sus almas, según era usual en la época.

Así, el convento local de Santa Clara fue fundado sobre 1612 por iniciativa del indiano guadalcanalense Jerónimo González de Alanís, que para ello mandó una importante remesa de dinero. El siguiente en aparecer fue el de la Concepción, en 1621, con el dinero que envió Álvaro de Castilla, según tuvimos la oportunidad de relatar en las páginas de esta revista en su edición

Otra página de la historia guadalcanalense: Sor Ana de San Pedro (Monja clarisa)

Edificio convento del Espíritu Santo

                                     Por José María Álvarez Blanco – RG año 2007

Corría el año 1740, reinaba en España Felipe V que concluiría su reinado seis años más tarde y aún faltaba un siglo para que empezara a emanciparse las naciones americanas. El flujo emigratorio de guadalcanalenses a las Indias, tan abundante los anteriores siglos XVI-XVII, había disminuido notablemente, como lo prueba que en este siglo los registros del Archivo de Indias sólo dan cuenta de dos vecinos, Bernardo Matheos (1708) y Juan Reyes (1724) que partieron ambos para lo que entonces se conocía por Nueva España, el actual México.

            El 15 de 5ebrero de dicho año, los guadalcanalenses devotos ascendían por la empinada cuesta de la calle Espíritu Santo camino de la Iglesia

Carencias documentales sobre una parte de la historia de Guadalcanal: los Conventos

                               José María Álvarez Blanco – RG año 2007

Dada la importancia de Franciscanos y Clarisas en la Historia de nuestra villa me parece oportuno hacer la siguiente revisión del estado de la documentación disponible de los cuatro monasterios que de estas órdenes hubo en Guadalcanal, con vistas a completar, en lo posible, la historia de estos cenobios.

            Como bien recoge Andrés Mirón en, su por fin publicada, “Historia de Guadalcanal” de los cuatro conventos, tres eran femeninos y solo uno de frailes. A continuación, y por estricto orden de antigüedad, resumo cuales son los documentos que conozco para cada uno de los monasterios.

Convento de Nuestra Sra de la Piedad o San Francisco

Este Convento, que estuvo en el terreno del actual Cementerio de la Villa, fue

LOS ORÍGENES DEL CONVENTO DE CLARISAS DEL ESPÍRITU SANTO DE LA LOCALIDAD SEVILLANA DE GUADALCANAL

Patio del convento

Juan Aranda Doncel (dir.), páginas 225 – 235 del libro Cuatro siglos de presencia de los franciscanos en Estepa. Actas del I Simposio, Ayuntamiento de Estepa, Estepa. 2007, 992 pp.

          Francisco Manuel DELGADO ABOZA – Licenciado en Historia del Arte

1. Guadalcanal y la Orden franciscana

El propósito del presente trabajo no es otro que dar a conocer la documentación hallada en el Archivo Histórico Provincial de Sevilla, en su sección de Protocolos Notariales, que vie­ne a completar de forma notable los conocimientos sobre los inicios del proceso fundacional del Convento de clarisas del Espíritu Santo de Guadalcanal. Entre las Sierras del Agua y del Viento, al Norte de la provincia de Sevilla, limítrofe con la de Badajoz, se sitúa la histórica y artística población de

El mecenazgo artístico del indiano Alonso González de la Pava en Guadalcanal

Julia Mensaque Urbano RG año 2003

En el archivo parroquial de Guadalcanal (Sevilla), se encuentran datos que atestiguan una importante emigración de vecinos a Indias en los siglos XVI y XVII, los cuales una vez acomodados en el Nuevo Mundo, enviaban limosnas y donaciones para fundaciones de capellanías, hospitales y conventos a su ciudad natal. 1 Prueba inequívoca de ello fue la proliferación de edificios que se levantaron en esta época, dando una configuración distinta al pueblo.2 Mención especial merecen algunos de estos indianos como Jerónimo González de Alanís, el cual otorgó testamento en 1582 en la ciudad de La Plata en el Perú, disponiendo que se tomasen de su hacienda 30.000 pesos de plata corriente, se pusieran a renta y se fundase un convento

Convento del Espíritu Santo

Antonio Gordón Bernabé. Revista de Guadalcanal año 2000

Este convento de religiosas fue fundado, en torno a 1612 por un hijo de la localidad afincado en Potosí (América), que destinó 80.000 pesos de plata para su construcción.

Tomó este nombre, precisamente por levantarse junto a un Hospital que ya existía, fundado por el presbítero don Benito Garzón en 1511. La capilla que aneja a este convento se labró, aunque ha sufrido algunas reformas, aún conserva algunas huellas del tiempo de su edificación, especialmente en el altar mayor, en cuyo banco se halla el retrato del patrono y la leyenda “ESTE CONVENTO FUNDO Y DOTO ALONSO GONçALEZ DE LA PAVA, A HONRA Y GLORIA DE DIOS Y DE SU BENDITA MADRE. DE  NOVIEMBRE, SIENDO MAYORDOMO JUAN GONçALEZ DE LA PAVA. AÑO 1635”.

El 14 de junio de 1627 entraron las religiosas